Archive for the ‘México’ Category

Gobierno, S.A. de C.V.

Un día la gente de Gobierno, S.A. de C.V. llega a trabajar y se encuentra ante una realidad desoladora, no hay suficiente dinero para satisfacer las necesidades a las que se comprometieron con sus clientes.

Nadie ahí dentro sabe qué hacer, pero al más listo se le ocurre proponer contratar un servicio de consultoría.

Otro dice, pero tenemos que hacer licitación…

Un tercero grita desesperado, “¡no hay tiempo para eso!, ¡sólo llamemos a las primeras dos empresas que encontremos en la sección amarrilla, y a ver cuál nos convence más!”.

El jefe dice, de acuerdo, es buena la idea de Gonzalitos, a ver, tráiganme una sección amarilla.

La primera empresa que aparece se llama Consultores Profesionales, A.C., llaman y planean una cita para ese mismo día en la tarde.

Llega el consultor, entra a una especie de auditorio lujosamente adornado, lo acomodan en un podio y lo primero que hace es preguntarles de qué manera les puede ayudar, el jefe contesta:

–          Pues mire, el día de hoy llegamos y viendo los números nos dimos cuenta que de ninguna manera vamos a poder cumplir con lo que le prometimos a nuestros clientes con el presupuesto que tenemos.

–          Entiendo, pero para valorar más claramente la situación, me gustaría que aclarara, ¿cuáles son las consecuencias que vislumbra al no poder cumplir dichas promesas?

–          ¡Estarían descontentos! -responde apresuradamente Gonzalitos.

–          ¡Ya están descontentos! -menciona Pérez.

–          Bueno, supongo que podrían demandarnos… -menciona el licenciado Gutiérrez.

–          Ya veo, entonces ustedes tienen dos problemas, la forma en la que operan es tan cara que no les alcanza para satisfacer las necesidades mínimas de sus clientes y es tan mala que sus clientes están descontentos.

–          ¿Qué podemos hacer? -pregunta un por demás angustiado Gonzalitos.

–          Hay una forma de resolver los dos problemas, un rediseño de sus procesos puede hacer no sólo que se eliminen gastos innecesarios, sino que además se puede dar un mejor servicio a los clientes.

–          ¿Y qué necesitamos para eso? -pregunta Pérez.

–          Bien, pues, aparentemente son bastante burocráticos, en esta misma reunión veo a unos 500 altos funcionarios, varios dormidos, supongo que con un pequeño vistazo a su organigrama y una evaluación del desempeño muy ligera, nada más en sueldos de gente  de alto nivel que no agrega suficiente valor saldría el presupuesto suficiente para pagar un rediseño completo de su empresa…

–          No se diga más, eso es lo que se debe hacer –interrumpe Pérez.

–          ¡De ninguna manera! ¿Está usted insinuando que este HONORABLE consejo tiene a gente innecesaria?

Se desata entonces una discusión que ya no es posible entender para el consultor, después de treinta minutos, el jefe se para y con su voz autoritaria dice “¡Basta!”, luego voltea hacia el consultor diciendo:

–          Muchas gracias señor consultor, ¿cuánto le debemos?

–          Nada, la verdad es que yo también soy un cliente de ustedes, y bastante descontento. No les cobraré por esta hora de servicios, sólo le pido a este consejo…

–          ¡HONORABLE consejo! -señala un centenar de funcionarios a coro.

–          Sólo le pido a este honorable consejo que si deciden trabajar en este rediseño de su operación, consideren a mi organización para llevarlo a cabo.

–          Gracias señor consultor, puede retirarse. Por cierto, a la entrada se encontrará a otro consultor, pídale que pase por favor.

La segunda empresa a la que llamaron fue Patito Consultores, S.A. de C.V., la cita quedó una hora más tarde que la de los Consultores Profesionales.

Aparece en el auditorio el segundo consultor y el jefe le dice: “mire usted, hoy amanecimos con un problema, vimos todo lo que tenemos qué hacer para tener a nuestros clientes más o menos satisfechos, bueno, para no tenerlos descontentos, bueno, para que no nos demanden, y pues no lo podemos hacer”.

–          ¿Y eso por qué?

–          No tenemos suficiente dinero. -Responde un frustrado Pérez.

–          Entiendo, es un problema común, ¿se les ha ocurrido una solución?

–          A decir verdad, sólo se nos ocurrió llamarle a algún consultor, si usted nos da la solución que buscamos, estamos dispuestos a retribuirle… -Se apresura a decir el nervioso Gonzalitos.

–          Comprendo perfectamente… bien, pues la solución es sencilla, suban sus precios.

–          ¿Subir los precios? ¡Pero eso no les va a gustar a los clientes! -Dice Pérez.

–          ¡Déjelo terminar! -Increpa el jefe, mientras intenta acomodar su enorme trasero en el lujoso asiento principal.

–          Sin duda no les va a encantar, pero tampoco tienen alternativa… mire usted, ya han llegado en servicio al nivel más bajo posible, ya no hay más necesidades que no puedan satisfacer sin ser demandados, ahora les toca intentarlo por el lado de los precios, todavía les queda un rango que pueden exprimir sin que los clientes los demanden.

–          A mí me parece perfecto. -Se adelanta a decir un ahora optimista jefe.

–          Pero, ¿no podríamos reducir costos mejorando nuestros procesos? -Insiste Pérez.

–          Eso es complicadísimo, además, eso sería como aceptar que se están haciendo mal las cosas, eso no les conviene, lo único que mantiene a sus clientes, además de que son un monopolio, pues es la credibilidad que les queda debido a la inversión que realizan en publicidad.

–          No se diga más, ¿cuánto le debemos? – pregunta el jefe.

–          Considerando la cantidad de trabajo que les estoy ahorrando… más la devaluación… la inflación… lo caro de sus productos… deme, no sé… ¿cuánto gastan en publicidad en promedio al día?

–          9 millones de pesos -Responde el contador Godínez.

–          De acuerdo, pues a mí me parece razonable, finalmente, les hice el día, ¿no es así?

Un centenar suelta una carcajada y dice finalmente el Jefe:

–          Bastante justo señor consultor, entréguele su factura a la señorita Susana. Puede retirarse.

Luego, volteando hacia el auditorio dice:

–          Bueno, pues no sé qué opine este HONORABLE consejo, pero a mí me parece que ha sido un día bastante productivo, aún nos quedan meses de respiro para decidir en cuánto aumentamos los precios, así que me parece que podemos dar esta sesión por terminada.

Una alborotada respuesta afirmativa de la mayoría despierta a los dormidos y empiezan a salir del auditorio. Sólo uno se queda, pensativo, tratando de entender cuáles eran sus argumentos para pensar que podía mejorar las cosas cuando empezó todo esto. Ahora se siente ingenuo y humillado, envuelto en el circo más bizarro que jamás imaginó.

Anuncios

Once de Septiembre, no se olvida.

2 de Octubre de 2007.
“The military intelligence, two words
combined that can’t make sense.”

Megadeth

Hoy se conmemora, como cada año, el genocidio de Tlatelolco, del 2 de octubre de 1968. Es un tema que a mi me había interesado desde hace mucho y he leído bastante al respecto. La última versión que me encontré de esta historia, mencionaba una serie de elementos que permitían deducir que el gobierno de Estados Unidos a través de la CIA estuvo no sólo envuelto en este hecho, sino que respaldó con inteligencia e infraestructura militar y hasta posiblemente planeó y ordenó este ataque de manera conjunta al gobierno de Díaz Ordaz.

Como lector de estas supuestas pruebas, yo ponía en tela de juicio esta hipótesis, en primer lugar porque Díaz Ordaz desde el principio mostró una personalidad represiva, porque para lo que se hizo no se necesitaba ni demasiada inteligencia ni demasiada infraestructura militar que México no tuviera al alcance; es decir, me quedaba claro que Díaz Ordaz por sí mismo tenía suficientes razones y medios para dar esa orden sin respaldo ni logística de la CIA. Pero ahora pienso diferente.

Hace apenas unas semanas, un buen amigo me invitó a ver una película llamada 11’09”01 – September 11, que contiene once cortometrajes (de 11 minutos, 9 segundos y 1 frame) con diferentes perspectivas mundiales de esa fecha. Sin duda el cortometraje que más valor educativo me aportó fue el de un chileno que escribe una carta a los neoyorquinos platicándoles de su propio once de septiembre en Chile. Fue tan dramático que en cuanto pude me puse a leer respecto a la historia de Salvador Allende.

Para entender la historia contemporánea de México necesitamos entender la del resto de Latinoamérica, y aunque este hecho histórico ocurrió después del primer asesinato de estudiantes en México, creo que sabrán encontrar el patrón que yo encontré.

Salvador Allende fue un presidente de izquierda que ganó democráticamente, abiertamente ateo y comunista, su margen no fue tan amplio, ya que la cultura religiosa de los países latinoamericanos hace mucho más difícil ganarle a la derecha.

Su proyecto de nación incluía una serie de tácticas que para ponerlo en términos muy simples, molestaban sobremanera a los ricos y fascinaban a los pobres. Estaba trazando una ruta clara al Socialismo, respaldado por la mayoría del pueblo. Pero era el principio de los setentas y la Guerra Fría estaba en su apogeo, E.U. y la U.R.S.S. estaban en la fase de set up de un juego gigantesco de Risk. En este punto, Moscú estaba poniendo un monito rojo en Chile, y es algo que Washington no podía pasar por alto.

Allende hizo lo que tenía qué hacer para beneficiar al pueblo, expropiar grandes empresas extranjeras para garantizar la producción interna y las fuentes de empleo. Pero estas empresas eran por supuesto estadounidenses y principalmente mineras, lo que se convierte en un excelente pretexto para que haya una intervención de la CIA (estando bajo control chileno, y con una tendencia socialista, elegirían vender metales a la U.R.S.S., y cabe señalar que Chile era y sigue siendo el principal productor de cobre en el mundo; ahora podríamos ver ese patrón con el petróleo). La estrategia fundamental era aprovechar la polarización del pueblo y agudizarla, para desestabilizar el gobierno de Allende.

La CIA comienza por controlar a grupos de empresarios, uno de los principales periódicos y algunos grupos de ultraderecha que crean caos social. La polarización llega al extremo de una Guerra Civil urbana. Comienza el rumor de un golpe de estado, finalmente el gobierno de E.U. respalda a Pinochet y se consigue la muerte de Allende en un sitio a la Casa de Moneda que incluyó bombardeo aéreo y cañonazos de tanques.

Lo que hace Pinochet posteriormente, es eliminar a los principales seguidores del gobierno de Allende, miles por supuesto, siempre a través de torturas (el ejemplo que más me impactó fueque introducían ratas en la vagina de las insurrectas). Durante años hay toque de queda, y hay estudios sociológicos que dicen que este momento histórico cambió la forma de ser del chileno, de ser tradicionalmente amable y generoso pasaron a ser serios, fríos e individualistas.

Pinochet llama a los Chicago Boys para sacar adelante la economía chilena y surge lo que después se conoce como el milagro chileno, basado completamente en lo que entendemos por Neoliberalismo. Se apuesta a principios de teorías macroeconómicas sin importar cuánta pobreza cause en la población, estas prácticas de manera “natural” agrandan impresionantemente las brechas económicas, es decir, los ricos se hacen mucho más ricos y un gran porcentaje de los pobres se vuelven miserables. Como referencia, México ha estado utilizando desde hace veinte años estrategias económicas similares, me llevará todo otro post explicar el Neoliberalismo.

En resumen, la izquierda en Latinoamérica ha tenido su raíz en una lucha social sustentada por una ideología que pretende una justicia a partir de una igualdad de oportunidades, esta raíz ha sido cortada por Estados Unidos, en Chile, El Salvador, Guatemala, Cuba y ahora me queda claro que también en México.

Después de lo que he leído me sorprendería mucho que la CIA no hubiera participado en los asesinatos del 68 y el 71 en México. Era clara la tendencia de estos movimientos estudiantiles en favor del Comunismo, los principales intelectuales mexicanos de la época mostraban un claro vínculo cultural empático con U.R.S.S., y era a ciertas universidades que llegaban primero todas estas ideas.

Y conste que no trato hacer héroe o mártir a nadie, no digo quién es el bueno, nada más señalo quién es el titiritero.

¿México Vs. USA o España Vs. Inglaterra?

Resulta que me junté con algunos amigos a ver el partido de fútbol de México contra Estados Unidos. Yo al principio creí que habría ciertos “arreglos” de Televisa y que México ganaría a como diera lugar. Pero ya que comenzó el partido y vi las caras de odio de los mexicanos hacia los estadounidenses, que poco a poco se fue acrecentando ante la impotencia de marcar gol, de remontar, de empatar; me quedó claro que estuve equivocado. ¿Estados Unidos tiene un fútbol al nivel del mexicano?, no lo creo, ni en un sentido de técnica ni de talento. Creo sin embargo que hay dos trabajos que han hecho muy bien con el jugador estadounidense, el trabajo físico, me dió la impresión de que tienen una condición impresionante, y el trabajo mental, esperaron las oportunidades adecuadas y las resolvieron.

Hablando de mentalidad, el pueblo mexicano arrastra desde hace más de siglo y medio un trauma en sus relaciones con el vecino país del norte, cuando nos invadieron y arrebataron medio territorio nacional; de la misma manera que Estados Unidos arrastra un paradigma respecto al pueblo mexicano, por el estereotipo del “mojado”.

Saliendo de ver el partido, tuve una plática muy interesante con un amigo (mexicano) a quien por cierto le acaban de ofrecer un muy buen trabajo en Estados Unidos. El origen cultural de ambos países es no sólo diferente, sino contrastante. Cuando los ingleses se establecen en las Trece Colonias, no buscan mezclarse con los indígenas de la zona, sino que mantienen un nivel de vida, una economía y una política congruente con la que tenían en Inglaterra, antes y después de su Independecia. Los ingleses han sido históricamente punta de lanza en desarrollo sociológico, económico y político. Las nuevas ideas que acompañan al Renacimiento provocan la primer revolución contra el Absolutismo, también ahí comenzó la Revolución Industrial, son culturalmente pragmáticos. Los españoles, por el contrario, son un pueblo con severos traumas, gobernados primero por Roma, sufrieron su caída con invasiones germánicas, y fueron gobernados por visigodos, luego las invasiones musulmanas los pusieron a la orden del Islam; son un pueblo de menor sensatez y mucho más apegado a tradicionalismos imprácticos, por ejemplo hace poco me enteré que fue el último país en Europa en el que se practicó La Inquisición (el último acto de la Inquisición por cierto, se llevó a cabo en México, unos quince años después de que se independizó de España). En plena Independencia de México los invade Napoleón y los derrota también. España tiene Reyes Católicos mientras ocurre la Reforma Inglesa influenciada por Lutero, quien finalmente promovía mayor congruencia y condenaba la corrupción dentro de la Iglesia. España llenaba sus galeones de metales preciosos extraídos de Nueva España y sin mayor esfuerzo los piratas ingleses con una mejor tecnología naval robaban la carga ya muy cerca de Europa.
Me comentaba mi amigo que a Nueva España llegaba la gente de mala calaña del Viejo Continente, por el enorme riesgo de realizar un viaje tan largo, por enfermedades como el escorbuto, quienes elegían venir eran comúnmente convictos, dice que a algunos hasta les daban la opción, “estás condenado a pena de muerte o a ir a Nueva España”, y ya se imaginarán lo que elegían. Como llegaban constantemente cargas desde América, por las muertes del trayecto o quienes elegían quedarse en España, continuamente se requería de tripulación.

Llegan los españoles a México y a diferencia de los ingleses, inmediatamente comienzan a mezclarse con los indígenas, lo que genera un mestizaje peligroso para los españoles; los criollos, hijos de españoles nacidos en Nueva España, quieren tener acceso a niveles de poder que están en manos de una minoría española, y de esta manera ocurre la Guerra de Independencia. Tenemos un origen entonces, más que indígena, español, y quien diga “fuimos conquistados por los españoles” me parece que está teniendo una visión limitada; en realidad hablamos un idioma, una religión y un trauma eminentemente español.

El pueblo español vive ahora una realidad diferente, han aprendido de sus errores, han comenzado a desarrollar una visión pragmática, incluso han ido con el tiempo haciendo a un lado a la religión. No es una parte tan fundamental de la vida como lo es en sus países colonizados de Latinoamérica. Vivimos sin duda un retraso cultural en relación a España, y lo vivimos porque ellos lo heredaron; los criollos ambiciosos junto con la Iglesia en el poder generaron una brecha educacional que nos ha estado costando tener un pueblo ignorante y corrupto. Latinoamérica es una zona tercermundista con recursos naturales superiores a los del primer mundo, la razón de esta paradoja sólo puede ser su gente, que evoca el tradicionalismo antes que el pragmatismo, debido a su herencia cultural.

An inconvenient truth.

La semana pasada vi en el cine, después de la recomendación de un amigo, un documental que se llama An Inconvenient Truth.

Al Gore, ex-vicepresidente de Estados Unidos tiene varios años siendo tal vez el más famoso activista que ha advertido al mundo respecto al calentamiento global y su relación directa con el cambio climático. No tengo, por supuesto, el conocimiento científico necesario para respaldar lo que se dice en el documental, pero puedo decir, con toda seguridad, que lo que se plantea parece bastante creíble y temible. El que sea creíble nos debiera dar una razón para sentarnos a leer al respecto, hasta que tengamos una idea más clara de si es cierto. El que sea temible nos debiera hacer actuar inmediatamente. Bien, esto era justamente lo que esperaba de la película antes de entrar al cine, sin embargo, hubo un aspecto que no consideré previamente.

Al Gore propone una serie de medidas, desde reformas a la política ambiental hasta pequeñas modificaciones en los hábitos personales. Lo que no había considerado es que en realidad todos esos cambios significan a mayor o menor nivel una optimización de las actuales prácticas, que en general tienen beneficios independientes además del esfuerzo por desacelerar y hasta frenar el calentamiento global. Y llego a la conclusión de que las personas estamos acostumbradas a que nos asusten de alguna forma para ser mejores, para optimizarnos, para alinearnos. Algo que desde hace mucho he platicado con varios amigos es el patrón de la mayoría de las personas de no ser buenas en su trabajo, no he tenido experiencias laborales en el extranjero, pero en México tengo la perspectiva clara de que la mayoría de los empleados tratan de realizar el mínimo esfuerzo necesario para seguir recibiendo su cheque. En esa recepción del cheque es donde se fincan mecanismos de coerción, de generación de temor para hacer las cosas. No nos optimizamos porque es lo correcto, sino para evitar consecuencias nefastas.

Otro amigo me platicó hace poco, que discutía con otra persona que el mejor ejemplo de alineación ocurría con la religión. Parte de que las personas realmente se “ponen la camiseta”, tienen una visión compartida y el empuje para realizar actividades que no necesariamente les dan un beneficio a corto plazo (como un sueldo), sino una visión superior a largo plazo (el paraíso). Después me explica que con el fútbol llega a ocurrir lo mismo, los aficionados a un equipo se alinean, llenan estadios, se ponen literalmente la camiseta, luchan literalmente por su equipo. Mi respuesta fue “¿estamos hablando de fanatismo?”.

Como mencioné anteriormente, estoy leyendo The End of Faith de Sam Harris. El hombre se esfuerza realmente por llenar un libro de fundamentos filosóficos, psicológicos, sociológicos, históricos, científicos (“ciencias duras“), para no tener una fe religiosa. Al Gore se esfuerza realmente por gritarle al mundo que abran los ojos respecto al calentamiento global. Tanto Sam Harris como Al Gore buscan un cambio que optimice el comportamiento y la vida de las personas; cuando Al Gore habla del apocalipsis que vivirán nuestros hijos por el cambio climático y el derretimiento de los polos, y Sam Harris demuestra que la mayoría de las guerras y genocidios han sido a causa de la fe religiosa; están buscando un cambio positivo para la humanidad, independientemente de que haya un apocalipsis o que las próximas guerras vayan a tener motivos religiosos. La razón para el cambio, la razón para la alineación y la optimización no debieran ser factores de miedo. Es el miedo lo que me ha hecho tomar las peores decisiones.

La razón que debiera bastar para el cambio, es nuestro crecimiento como personas, para provocar a su vez y con el valor agregado que sólo ofrece la sinergia, un crecimiento social.

El Topo.

Ayer vi, después de una larga espera, una película de Jodorowsky. El Topo fue la segunda que dirigió, la que más le han aclamado, dicen que John Lennon alguna vez declaró que era su película favorita, y gracias a él y a Yoko Ono se pudo distribuir en E.U.;  mi escaso conocimiento de cine surrealista se ha visto reducido a una decena de películas de Buñuel y David Lynch, por lo que El Topo me pareció una radicalización del surrealismo. Por supuesto no lo digo peyorativamente, la película significó tanto y más de lo que esperaba, con excesivo simbolismo y una fotografía impresionante, me envió más mensajes ella sola que el conjunto de películas surrealistas que había visto. Mi película surrealista favorita es Le Fantôme de la Liberté de Buñuel, que de una manera por demás fina, hace una profunda crítica a la sociedad burguesa. El Topo no es fina, es descarada, sucia, sangrienta, pervertida (es de las pocas películas no pornográficas que presentan escenas sexuales reales), además la edición de sonido es terrible e inmediatamente te percatas de los pocos verdaderos actores que participan; Buñuel se enfocó en un tema y lo desarrolló con genialidad cinematográfica y Jodorowsky se esforzó por abarcar todos los temas posibles, el desarrollo cinematográfico se hizo en un contexto por demás experimental; un ejemplo es Mara Lorenzio, quien actuó el principal rol femenino (un personaje que también se llama Mara), dicen que un día lo visitó porque se “malviajó” con LSD (Jodorowsky es terapeuta alternativo en Psicología, con influencias Lacanianas –psicoanalíticas-, el propio Erich Fromm -famoso psicólogo, crítico de Freud– le mandaba a sus alumnos de la UNAM) y después de ayudarla le dijo “serás la principal actriz de mi película”, después del rodaje no volvió a verla. En este entorno de “surrealismo mexicano”, donde lo que serían Samuráis para China son vaqueros y charros; los pobres cargan literalmente en su espalda a los burgueses, los líderes militares no son vistos como otra cosa que cerdos y el mal es representado por una sensual morena que jamás usa sostén. Creo además que los revólveres representan al ego en toda la película.

Es un filme extremadamente religioso, desde el punto que el orden de la historia pretende ser bíblico, (génesis, profetas, “psalmos“) critica profundamente la religión occidental (aunque le da un lugar de respeto a la verdadera fe), y hasta cierto punto enaltece a los maestros de la religión oriental, a quienes se enfrenta el Topo, intelectual y físicamente. Enmedio del inmenso entorno y simbolismo religioso, en el que incluye de manera por demás misógina (congruente con la biblia), el papel de la mujer como representante y literalmente amante del demonio (o del mal), causa de la perdición del hombre-dios; observa de cerca la voluntad y los vicios personales. Después que el hombre cae alcanza la inmortalidad y la iluminación. Esta caída representa al Antiguo Testamento, la iluminación al Nuevo. Critica tambén al poderoso capitalista, a la sociedad hipócrita de ultraderecha, no los califica de menos que asesinos y esclavizadores.

La recomiendo mucho, particularmente si desean hacer temblar sus propios paradigmas, aquellos de los que no se habían percatado que ahí seguían. Vayan con actitud receptiva, la película ha sido comparada con un “malviaje” alucinógeno, pero realmente no es necesario meterse algo para entenderle, al olvidarse de la sutileza, Jodorowsky consigue darles bastante claridad a sus múltiples mensajes.

La utopía democrática.

Antier estuve platicando de política con dos grandes amigos, él de izquierda, ella de derecha. La plática se llevó de tal manera que yo fui el representante del centro. Fue una apasionada discusión, cuyo clímax llegó definitivamente cuando se tocó el tema de las marchas. Mi amigo hablaba de la represión con que se llevó a cabo el desalojo de la APPO en Oaxaca, platicándonos que una persona inocente, un arquitecto que pasaba por ahí, fue detenido injustamente y torturado, lo que provocó que perdiera un ojo. Entonces mi amiga nos explicó lo difícil que fue realizar el operativo por parte de la PFP, para quienes era absurdo llegar y preguntar “oiga, ¿es usted de la APPO?” y si contestaban “sí” detenerlos. Finalmente dí mi punto de vista, en mi opinión ese movimiento debió detenerse desde el primer día, así como todas las benditas marchas en este país. Mi amigo inmediatamente cuestionó mi sentido de justicia al pretender ilegalizar las marchas. Sus palabras exactas fueron “es que eso es democracia Gasca”. Expliqué cómo para mi la forma de democracia que actualmente practicamos es una mierda. Mencioné que no podemos creer en la voluntad política de un pueblo que irradia ignorancia en general, histórica y política en particular. Sin pensarlo mucho dije “la democracia es una basura, por mí que el voto de todos ellos (los de la APPO) valga la mitad que el mío”. Apartando ese momento egocéntrico y antidiplomático, después comencé a pensar en algún sistema democrático que se acercara a la congruencia de un pueblo. Pensé por ejemplo que el voto podría valer 1x, 2x, 3x, 4x y 5x de acuerdo a un examen que se practicara a la población, respecto a temas como “Historia de México” y “Valores Cívicos”, por ejemplo. Todos los que no presenten el examen tendrán un voto (1x) justo como ahora. Los que presenten dicha prueba y den claras muestras de ignorancia en ambos temas, tendrán derecho a que su voto valga por uno también. Quien tenga un buen resultado en cualquiera de los dos temas, pero sólo en uno, obtendrá un voto con poder 2x. Aquellos que tengan un buen resultado en ambos, tendrán un voto 3x. Los que además de tener un buen resultado en ambos tengan la capacidad de hacer una propuesta de beneficio a la población, con un estudio detallado que respalde la viabilidad de dicho proyecto, podrá tener un voto de 4x. Aquellos que además de tener buen resultado en ambos temas pertenezcan a una asociación no gubernamental que ya esté representando beneficios medibles para su comunidad, podrá obtener el poder de un voto 5x. Desde una visión simplista se me podría llamar fascista, pero los invito a pensar antes en los beneficios de un sistema como este; independientemente de que reflejaría más claramente la voluntad racional de la población, las campañas estarían más enfocadas a informar que a lavar cerebros masivamente. Los propios partidos invitarían a sus seguidores a estudiar respecto a estos temas con la finalidad de que presenten el examen y tengan más votos a favor, lo que significa que la inversión de los partidos va a tener como objetivo la educación del pueblo antes que la de ensuciar ciudades. La gente que quisiera tener un voto de mayor validez se obligará a leer respecto a estos temas de suma importancia. Los candidatos estarían obligados a presentar planes de trabajo de mayor realismo e interés general. Se harían públicas y al servicio de la sociedad ideas creativas de desarrollo y quienes han estado realmente trabajando por la población (a diferencia de la mayoría de los políticos) finalmente encontrarían reconocimiento en la vida democrática del país. Para los analfabetas las preguntas podrían ser leídas por algún funcionario de casilla, la idea es que se aplicara justo antes de la votación, para aquellos que lo desearan. Algunos de ustedes seguro podrán cuestionarme, que si de por sí tenemos el sistema electoral más caro del mundo, hacer algo como esto lo haría mucho más costoso; sin duda así sería, pero la inversión no sería electoral sino en educación. Por supuesto no sería un sistema a prueba de corrupción, así como nuestro actual sistema electoral no lo es. Si la premisa es que todos somos iguales, a partir de eso no habría respaldo en afirmar que todo el pueblo tiene la misma cultura política, y por supuesto el éxito de esta idea utópica dependería de un excelente diseño de los exámenes, los cuales tendrían qué ser prácticamente irrepetibles como una barrera adicional a la corrupción. Ahora bien, esto nos debería invitar a reflexionar sobre nuestra propia ignorancia y apatía, ¿cuánto creen que valdría su voto?; si la respuesta es mayor a 1x, con esta nueva perspectiva, ¿creen que la democracia actual es representante de la justicia social?

No es personal (NesP).

Tengo planeado hablar muchas veces de temas religiosos, así que ya simplemente lo voy a decir de una forma: “No es personal”. Significará que no tengo la menor intención de ofender, pero entiendo que alguien se pueda sentir ofendido, así que cuando esa frase anteceda a algún post, si alguien cree que podría sentirse negativamente aludido, únicamente detenga ahí su lectura.

No es personal.

Hoy es el día religioso más importante del país, tal vez es el segundo día más importante después de navidad para la gente de clase media y alta, pero para el 60% de la población, los semipobres, pobres y paupérrimos de México, el doce de diciembre es sin duda más importante que el veinticinco. La creencia en la Virgen de Guadalupe, me parece que ha tenido en los últimos años un “efecto Santa Claus”, para muchos católicos cultos. Bien, pues era el siglo XVI, los misioneros requerían de un poderoso símbolo religioso que finalmente consolidara el catolicismo de grupos indígenas que ante los problemas graves (que no veían solucionados con la nueva religión) volvían a acudir a sus antiguos dioses. Una diosa en particular, Tonantzin (en castellano, “nuestra verdadera madre”), dio a luz (dentro de la mitología azteca), a Huitzilopochtli, quien en cuanto salió del útero asesinó a todos sus hermanos (eran cuatrocientos), dando origen a las estrellas (las cuales podemos ver en el manto guadalupano). Bueno, pues el lugar donde se apareció, y donde ahora está la basílica, es precisamente donde los indígenas rendían culto a Tonantzin. Pero en los milagros no hay coincidencias, así que vamos a los documentos históricos: resulta que al famoso Obispo Juan de Zumárraga nunca se le ocurrió dejar un documento que mencionara el hecho, dejó muchos más, con trivialidades en comparación con la aparición de la madre de su dios, ¿por qué?, la historia nos responde, algunos años después, el Provincial de los Franciscanos, Francisco de Bustamante, critica en un sermón “la devoción que ha crecido en una capilla dedicada a Nuestra Señora, llamada de Guadalupe, en esta ciudad es en gran manera dañina para los nativos, pues les hace creer que la imagen pintada por Marcos el indio es de alguna forma milagrosa”; luego en 1569, Martín Enríquez de Almanza, cuarto virrey, denominó el culto de la Virgen de Guadalupe como una impostura dañina, como una adoración disfrazada de la deidad azteca Tonantzin. Nada de esto es extraño si consideramos que los indígenas la llamaban de hecho “Virgen de Guadalupe Tonantzin”. Ya en nuestros días Guillermo Schulenburg realizó una serie de estudios, varios años después declaró que la beatificación de Juan Diego era hacia un símbolo, no hacia alguien real; un día, en mi ciudad natal vi, pintado en una pared, “Muera Schulenburg, Viva la Virgen de Guadalupe”, creo que hasta ese día no me había percatado de la magnitud del fanatismo religioso en esa ciudad; en fin, los elementos de falsedad no es algo a lo que debí dar tanta importancia, el punto al que quiero llegar, es que la imagen ha sido utilizada históricamente en México para “inspirar” primero, la Guerra de Independencia a manos de Hidalgo quien por cierto no creía en la virginidad de María de acuerdo a documentos históricos; y luego en la Revolución Mexicana por parte de Emiliano Zapata quien consiguió un numeroso ejército de campesinos, que con un arma en sus manos se convirtieron en violadores, saqueadores, etc. El uso de este símbolo provocó el derramamiento de sangre de miles, que no vieron una mejora en sus condiciones de vida cuando esas guerras terminaron. ¿Cómo impulsas un movimiento revolucionario con un símbolo que representa la ignorancia de la derecha?, ah, pues de tal forma que mantengas a la derecha en el poder, gane quien gane. Voy a citar a un amigo que comúnmente dice: “al mexicano dale cerveza, fútbol y virgen de guadalupe y lo mantienes controlado”. Para mi, lejos de ser un símbolo de inspiración revolucionaria, me parece el símbolo más significativo de la esperanza del mexicano, de que ante los problemas graves lo que se requiere son milagros.

Las políticas antidrogas destruyen.

Si vamos a hablar de drogas el principal factor que se debería considerar, para determinar su ilegalidad, son los grandes temores: la adicción y el daño a la salud. Las drogas se clasifican en tres tipos: las drogas “duras” que son la heroína, la cocaína, el alcohol y el tabaco, se consideran las más adictivas y letales; las drogas “suaves” como la marihuana y el LSD, son drogas que se caracterizan por no ser adictivas ni letales; hay un nivel intermedio, donde están los alucinógenos, como el éxtasis y el polvo de ángel, que no se consideran adictivos ni letales tampoco, pero si pueden provocar cambios de humor considerables. Las estadísticas demuestran que los efectos que está causando la prohibición del uso de drogas son similares a la prohibición del alcohol en los años veinte en E.U. Extraoficialmente, se sabe que los ingresos que entran al país por narcotráfico son comparables a los ingresos petroleros, es decir, hay muchísimos más ingresos por drogas ilegales que por legales. La ilegalidad no ha reducido el consumo (de hecho ha aumentado exponencialmente), pero sí genera varios problemas, por ejemplo, muchas de las drogas químicas son “hechas en casa”, lo que provoca que a veces sean de mala calidad, lo cual puede afectar realmente la salud de los consumidores; la ilegalidad provoca costos altísimos por el factor riesgo, cuando muchos productos podrían simplemente salir de laboratorios (que paguen impuestos); muchas de las drogas fueron “descubiertas” o “inventadas” con una finalidad médica, la ilegalidad ha provocado que se frene la investigación en torno a esto. Nos enfrentamos (nuevamente), a un gobierno que pretende ser guía y protector moral de las personas, pero que ante la ignorancia o la hipocresía, genera desinformación que daña no sólo a la población, sino a ellos mismos.

Reduzcan los gastos que genera la lucha contra el narcotráfico y aumenten los ingresos que generarían los impuestos por un comercio legal, de pasada sumen el enorme ingreso que generaría el turismo de consumidores que viven en países donde es ilegal, como sea nuestros hoteleros ya están acostumbrados a los springbreakers. Inviertan ese dinero en desarrollo social. Los factores de adicción casi siempre son psicológicos. Los adictos tienen baja autoestima, necesidad de atención, y cierto tipo de traumas que vivieron en su entorno social o familiar. Lo cierto es que cualquiera dentro de estos patrones, que opte por la drogadicción, lo va a conseguir, legal o ilegalmente. Casi todos sabemos dónde conseguirla, ¿ustedes creen que la policía, que las autoridades no lo saben?, la mafia que ha generado este ambiente de restricción está respaldado por dos factores nebulosos: uno es la corrupción y otro es el beneficio económico que tendría para México y el prejuicio en ese mismo sentido que tendría para E.U. por el hecho de no ser productores, sino sólo consumidores, los más importantes del mundo (como ejemplo, más del 40% de los jóvenes de 18 años son consumidores de drogas ilegales en E.U.). Si mañana México anunciara la regulación para el uso de drogas “ilegales”, nuestro vecino del norte no estaría nada contento.

Apuesta moral.

Hay dos cosas prohibidas en México y en una gran cantidad de países, que me parece reflejan claramente la desinformación de las masas. Una de ellas es la instalación de casinos en el país, a pesar de que hace mucho que se permite la apuesta a la Lotería Nacional, las apuestas en el Hipódromo y se han venido permitiendo el Bingo, las apuestas deportivas y últimamente también he visto máquinas tragamonedas. El aspecto en común entre todos estos sistemas, es la dependencia del azar, mucha gente diría de la suerte. La mayor influencia que uno puede tener es hacerse analista estadístico (a alguien le ha funcionado) y apostar en el Melate cada semana. O conocer muy bien a los caballos, a los galgos o a los equipos y apostar en este sentido, pero siempre habrá una inmensa cantidad de elementos fuera del control del apostador. En los juegos que incluye el casino, como el BlackJack, el Póker o la Ruleta, se pueden generar sistemas de juego creativos que reduzcan la ventaja de la casa. La casa siempre va a ganar, de eso no hay duda, pero con un costo relativamente bajo para los jugadores que decidan pensar. Independientemente del beneficio de posibilidades para el usuario, los casinos serían una abundante fuente de ingreso para el país. Como ejemplo, los casinos en E.U. generaron en 2005 casi 85 mil millones de dólares de ingreso (más del 10% del PIB generado en México en ese año, como referencia), sólo en impuestos cerca de 5 mil millones de dólares y considerando sólo los casinos generan más de 350 mil empleos directos. Los juegos que son ilegales en México aportan en E.U. 40 mil millones de dólares. Estos ingresos son brutos, no consideran todos los ingresos alrededor, como la estadía en los hoteles de los casinos, la cantidad de turismo extranjero que opta por destinos de E.U. sólo porque se puede jugar legalmente. De acuerdo a estudios hechos en México, la apertura de 10 casinos implicaría 10 mil empleos directos y 600 mil indirectos (como referencia, en México hay alrededor de 2 millones de desempleados), una inversión en infraestructura de mil millones de dólares. Si estas inversiones ya están en la mesa, a la espera de la aprobación de la ley, imagínense las ganancias que esperan para arriesgar estas cantidades. Creo que a un país con nuestros niveles de desempleo, con la necesidad de aumentar ingresos no petroleros como el turismo extranjero y con la urgencia de inversión en rubros desatendidos (en estándares de la ONU) como la educación, requiere aprovechar este tipo de oportunidades. De entrada la condición debiera ser que toda la inversión en este rubro sea nacional, incluso no me importaría si el propio gobierno se hiciera cargo de la inversión y administración, lo que se requiere son los beneficios que traería consigo. Actualmente operan más de mil casinos ilegales en el país, son una mafia y todas las mafias implican criminalidad. Ya es momento de regular. Ya es momento que el gobierno deje de ser el asesor moral obligado de la sociedad. Ya quedó muy largo este post como para hablarles del segundo tema que es la regulación respecto al consumo de ciertas drogas, pero lo haré en la siguiente oportunidad.

1810, 1910, ¿2010?

A los mexicanos se nos ha dicho siempre que la Revolución Mexicana fue un movimiento heroico en favor de los que menos tenían, que impulsó la equidad social, que eliminó la tan satanizada dictadura y que dio pie al desarrollo del país. Porfirio Díaz es uno de los personajes más interesantes de la historia de México, su pasado militar que lo convirtió en general hizo que para conseguir el orden social utilizara “mano dura” (así como Felipe Calderón prometió que será su gobierno, ya veremos). Le funcionó por tres décadas, las cárceles del país estaban subutilizadas porque los ladrones, los asesinos y otros enemigos del gobierno aparecían colgados de los árboles, de esta manera daba una advertencia muy clara a una población que moría de hambre trabajando jornadas dobles. Este tipo de mano de obra ciertamente provocó el mayor crecimiento económico que ha experimentado el país. Como ejemplo, el dólar y el peso eran equivalentes y en algún momento se requirieron hasta de dos dólares para comprar un peso. La macroeconomía era un asunto resuelto, el desarrollo tecnológico del país fue comparable al de las potencias a nivel mundial. Entonces apareció un intelectual en escena, Francisco I. Madero no concibió que un gobierno dictatorial fuera justo y el nivel de vida de la población era un ejemplo tangible. En este punto tenemos dos bandos, un general esnob en el poder y un líder idealista con deseos de poder. Hasta aquí todo iba bien, las ideas de Madero pudieron contagiar cierta gente en el gobierno para que a la caída de Don Porfirio (a su muerte) empezara a desarrollarse la justicia social. Pero entonces surgen dos caudillos, Emiliano Zapata y Francisco Villa, líderes pero con pobre educación, personas capaces de mover masas con promesas incumplibles, en resumen populistas. Este par de representantes de la izquierda radical, uno por parte de los campesinos y otro por parte de los obreros generan ejércitos de bandidos, que efectivamente saquean, violan y matan de manera impune; Zapata y Villa aprovecharon a un pueblo enojado e ignorante para alcanzar poder y riqueza. Parece que en 96 años las cosas no han cambiado mucho. Andrés Manuel López Obrador es el nuevo caudillo representante del obrero, enojado e ignorante, que se une irracionalmente a una campaña que ahorita “sólo” significa freno a la productividad pero que podría terminar en acciones violentas lamentables. La otra parte de la izquierda radical es representada por las guerrillas, quienes mueven a grupos de campesinos, muchos de ellos indígenas, que igualmente molestos e ignorantes se saben escuchados únicamente cuando portan armas de fuego. Lo que no tenemos es a la izquierda intelectual, ya nadie se atreve a salir asesinado por enfrentarse a un gobierno injusto, lo cual es comprensible, pero tampoco se atreven a generar panfletos informativos para la población, no aquellos que provoquen mayor enojo e ignorancia, sino los que realmente sean fuente de conocimiento. A casi un siglo del inicio de la Revolución podemos ver que vamos justamente hacia el mismo punto, que los factores fundamentales siguen existiendo: primero una pésima distribución de la riqueza; segundo, el descontento y la ignorancia de la población; y tercero, personajes egocéntricos con sed de poder lidereándonos.